Guía para visitar Regent’s Park y Primrose Hill, en Londres

The Regent’s Park, “Regents” para los amigos, es uno de nuestros parques favoritos de Londres. Nos encanta su vegetación, su lago, el ambientillo que le dan los campos de fútbol y que con solo cruzar la calle puedas disfrutar de una de las mejores vistas panorámicas de la capital británica en Primrose Hill.

02102016-02102016-dsc_0251

Regents es uno de los famosos “parques reales” de la ciudad,  ocupa casi 2 kilómetros cuadrados y se abrió al público en 1835. Además de parque, alberga un teatro al aire libre, el zoo de Londres diferentes canchas deportivas y la Regent’s University.

Aunque hay varias estaciones de metro cercanas, nosotros comenzamos el paseo en la de Baker Street (líneas Jubilee, Bakerloo, Metropolitan, Circle y Hammersmith and City), una zona conocida porque es donde “vivía” Sherlock Holmes. Nada más salir del metro y doblar la esquina ya en dirección al parque, vemos el Museo de Sherlock Holmes y, al lado, la famosa tienda sobre los Beatles, London Beatles Store.

02102016-02102016-dsc_0239
London Beatles Store y cola para el Sherlock Holmes Museum

El parque está rodeado por una carretera, el “Outer Circle”, y tiene diversas entradas a lo largo de ésta. Nosotros entramos por la más cercana al lago y estuvimos dando una vuelta por allí. Tiene sus patos, sus plantas… típico lago de parque londinense, muy bonito.  Es posible alquilar hamacas y barquitas.

02102016-02102016-dsc_0259

Justo a orillas del lago hay un kiosko de música donde el IRA perpetró un atentado en 1982, matando a siete soldados, así que ahora es un lugar de homenaje (“Memorial Bandstand”),  con placas conmemorativas y las típicas poppies rojas (amapolas de tela que utilizan aquí para recordar a los caídos).

02102016-02102016-dsc_0267
Memorial Bandstand

No lejos del lago encontramos uno de los mayores atractivos del parque: el Queen’s Mary Rose Garden, justo detrás de la universidad y dentro del “Inner Circle”. Está lleno de flores, muy colorido, por lo que es especialmente recomendable en primavera.

02102016-02102016-dsc_0288
Fuente en el Queen’s Mary Rose Garden

Después tomamos el Broad Walk, un agradable camino franqueado por altos árboles donde la gente va a pasear, montar en bici o correr,  y que cruza la zona dedicada a campos de fútbol y rugby. Hay bastante ambiente por allí, y siendo finde, sobre todo muchas familias con peques.

02102016-02102016-dsc_0298
Broad Walk

02102016-02102016-dsc_0320

Llegando al final del parque pasamos al lado del zoo y, curioseando un poco por encima de un muro (somos así de malotes), pudimos ver pájaros y pingüinos. Obviamente, el zoo es aparte y hay que pagar para entrar y ver algo en condiciones. Nosotros no somos muy amigos de los zoos, pero nos han comentado que el de Londres hace ya algunos años cambió y trata de ser lo más “animal friendly” posible.

Antes de salir se puede ver un poco el bonito Regent’s Canal, con sus típicos barquitos y una barca que parece una edificación china y no pega nada en ese ambiente. Por dentro es, al parecer, un restaurante chino.

02102016-02102016-dsc_0323
Regent’s Canal

Salimos del parque, cruzamos la carretera y ya estamos en Primrose Hill. Subimos la colina y ahí estaba: Londres a nuestros pies. Nos encanta esta vista porque se ven los edificios más emblemáticos de la ciudad (hay una placa donde mirar qué es cada uno) sobre el verde de los árboles.

02102016-02102016-dsc_0339
Vistaza de Londres desde Primrose Hill

02102016-02102016-dsc_0330

Nos unimos al resto de domingueros y comimos en plan picnic allí. Al acabar, bajamos la colina y salimos del parque por Regent’s Park Road, una calle muy mona, tranquila y con mucho ambiente, gracias a sus terracitas y tiendas estilo british total (y caras total). Esta zona residencial, llamada Primrose Hill Village, es una de las más pijas elegantes de Londres, de hecho, hace unos años, por allí me crucé a Tim Burton 😀

02102016-02102016-dsc_0348
Primrose Hill Village

Atravesamos el puente grafitero sobre la vía del tren y nos metimos en la estación de Chalk Farm (Northern line) para volver a casa.

02102016-02102016-dsc_0367

El paseo podría haberse alargado un poco caminando 15 minutos hasta Camden, pero esa zona nos da muuuucha pereza los domingos, porque no hay quien camine por allí.

Otra opción, un poquito más larga (unos 25 minutos), habría sido tomar la dirección opuesta desde Primrose Hill y subir hasta St. Johns Wood para ver Abbey Road, donde están el famoso paso de cebra de la foto de los Beatles y los estudios del mismo nombre.

Por último, una idea que tenemos en mente sería comenzar a caminar a lo largo de Regent’s Canal desde Little Venice (estación de Maida Vale) hasta el mismo Camden. Este recorrido también puede realizarse en barco.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *