Viaje a Bulgaria en 3 días: Sofía, Rila y Plovdiv. Itinerario y resumen

Viaje a Bulgaria en tres días por libre, visitando Sofía, el monasterio de Rila y Plovdiv  (del jueves  16 al lunes 19 de junio de 2017).

Catedral de Aleksander Nevski

Hay viajes que se planean y sueñan durante años, y otros que llegan por casualidad. Todo nuestro viaje a Bulgaria ha sido bastante improvisado. Teníamos un día libre, poco dinero y queríamos escapar de Londres. Nos apetecía bajar a no hacer nada a una isla mediterránea, pero los precios (junio y finde, malo) nos dejaron pocas alternativas. Las ganazas de conocer el Monasterio de Rila se llevaron el gato al agua, así que Sofía fue la elegida. Trasteando en Skyscanner vimos que había aeropuerto en Plovdiv y los vuelos costaban más o menos lo mismo… así que al final acabamos visitando un lugar cada día.

Tres días puede parecer poco tiempo, y lo es si quieres ver más partes del país, pero os aseguramos que para visitar Sofía, Rila y Plovdiv está muy bien. Vimos muchas cositas y no tuvimos la sensación de estar corriendo, para nada.

Bulgaria es un país bastante barato, con mucho que ofrecer y poco turístico, muy auténtico, así que os recomendamos totalmente esta escapadita si tenéis pocos días y os apetece un viaje diferente.

Techo del monasterio del monasterio ortodoxo de Rila, Bulgaria
Monasterio de Rila
  • Resumen de nuestro viaje a Bulgaria:

DÍA 0: Llegada a Sofía

Salíamos el viernes después del trabajo, volando con Wizz desde el aeropuerto de Luton. Encima de las horas, volamos con un poco de retraso, así que llegamos a las mil, menos mal que habíamos reservado un taxi con nuestro hostel (Mostel).

DÍA 1: SOFÍA

Decidimos hacer el free tour, que comenzaba enfrente del Palacio de Justicia y recorría el centro de Sofía. Nada más empezar, vimos que apenas unos metros separaban a la catedral católica de San José, a la ortodoxa de Sveta-Nedelya y a la mezquita de Banya Bashi. Allí al lado están los restos romanos de Serdica (antiguo nombre de Sofía), la pequeña iglesia de Sveta Petka Samardzhiiska y el monumento (tan raro) de All Holy Sofia.  También en la zona está el edificio más bonito de Sofía: los Sofia Central Mineral Baths.

Tras pasar por el Palacio Presidencial, llegamos a la curiosa iglesia de Sveti Georgi, y de ahí fuimos al City Garden, un parque urbano justo delante del teatro nacional Ivan Vazov. El tour acabó enfrente de la famosa catedral de Aleksander Nevski, justo después de ver la iglesia de Hagia Sofía.

Ya por nuestra cuenta, visitamos por dentro la catedral (¡wow!), comimos en el famoso restaurante Supa Star y visitamos la iglesia rusa de San Nicolás. De vuelta en el centro, visitamos por dentro la mezquita y la catedral ortodoxa, donde vimos una boda.  Después  de nuestra típica visita al mercado central, paseamos y disfrutamos del ambiente por el bulevar Vitosha y acabamos cenando en el restaurante búlgaro Shtastliveca.

Bulevar en el centro de Sofía, con la mezquita Banya Bashi al fondo. Bulgaria
Bulevar en el centro de Sofía, con la mezquita al fondo
Pequeña iglesia de Sveta Petka Samardzhiiska, Sofía, Bulgaria
Sveta Petka Samardzhiiska
Las termas Central Mineral Baths, uno de los edificios más bonitos y coloridos de Sofía, Bulgaria
Central Mineral Baths

DÍA 2: Iglesia de Boyana y Monasterio de Rila

Pasamos el día visitando la iglesia de Boyana y el increíble monasterio de Rila en coche desde Sofía. El trayecto es de algo menos de hora y media.

Aunque habría sido más cómodo y barato hacer un tour organizado, decidimos alquilar un coche para disfrutar de las montañas búlgaras… y nos cayó tanta agua que apenas pudimos ver nada, ¡qué rabia!

Exterior de la iglesia de Boyana, a las afueras de Sofía, Bulgaria
Iglesia de Boyana
Exterior del precioso monasterio ortodoxo de Rila, una excursión perfecta desde Bulgaria.
Monasterio de Rila

DÍA 3: PLOVDIV

Fuimos a Plovdiv desde Sofía en bus, un trayecto de unas dos horas. Llevamos las mochilas a cuestas, porque por la noche salía nuestro vuelo de vuelta a Londres con Ryanair.

Caminamos desde la estación hasta la calle principal, Knyaz Alexander I, que tenía un ambientazo que no nos esperábamos. Después de pasear y comer algo, visitamos la iglesia de la Sagrada Madre de Dios y empezamos a subir hacia el increíble teatro romano, muy bien conservado.

Luego paseamos por todo el casco antiguo, de callecitas empedradas y casas muy cucas, donde destaca la iglesia de los Santos Constantino y Helena, preciosa por dentro y por fuera. Finalmente llegamos a Nebet Tepe, la colina donde se originó la ciudad, que hoy es un complejo arqueológico con unas vistazas impresionantes sobre Plovdiv. Merece mucho la pena.

Decidimos volver al centro, donde visitamos el estadio romano de Trimontium y la mezquita antes de darnos una vuelta por Rayko Daskalov, otra calle comercial con mucha vida. En esa misma calle nos tomamos unos crepes y compramos cena para el vuelo, y ya cogimos un taxi hasta el aeropuerto.

iglesia de los Santos Constantino y Helena en el centro de Plovdiv, Bulgaria
Iglesia de los santos Constantino y Helena
El teatro romano de Plovdiv, en una colina en la bonita ciudad de Plovdiv, Bulgaria
Teatro romano de Plovdiv
Mirador de Nebet Tepe, con las mejores vistas de Plovdiv. en Bulgaria
Paisajazo en Nebet Tepe

Pese a que fue nuestro viaje número tropecientos protagonizado por la lluvia, debemos decir que fuimos sin expectativas y volvimos muy contentos. Sofía no es una ciudad bonita, pero sí diferente, y tiene varios lugares interesantes; el monasterio de Rila es ¡simplemente increíble!, no entendemos cómo no es más popular entre los viajeros, y Plovdiv fue la joyita oculta del viaje, una preciosidad. Nos gustaría volver y recorrer Bulgaria entera!!

 

Esperamos que os haya gustado este post! 🙂  Si es así, podéis compartirlo con amigos en redes sociales, y de paso nos echáis una manita!

30 pensamientos en “Viaje a Bulgaria en 3 días: Sofía, Rila y Plovdiv. Itinerario y resumen”

  1. No soy muy partidaria de los viajes express, me gusta conocer los sitios en detalle, pero es otra forma de planteárselo. Nunca había pensado visitar Bulgaria, pero por lo que cuentas hay mucho para ver y baratito, así que habrá que ponerlo en el radar, bss!

  2. Hola guapa. Precisamente el otro día estaba hablando con una conocida sobre el viaje que hizo a Bulgaria, aunque no me comentó mucho de Sofía.
    Una de las cosas que más me llamó la atención, porque no lo sabía, es que es muy barato y que hay poco turismo, lo mismo que nos cuentas.
    Os ha dado tiempo a un montón de cosas para tan sólo 3 días, madre mía. Puede que cómo bien dices, Sofía no sea muy bonita, pero me consta que Bulgaria es uno de esos lugares que no suele estar en el primer puesto a la hora de elegir vacaciones pero que merece la pena visitar al menos una vez.
    Sin duda me apunto el Monasterio de Rila y la Catedral, ese Woww no debe de ser por nada, jeje.
    Besos

  3. Que bonito viaje a Bulgari aunque a si a priori parece que tres días para tres ciudades es un poco apresurado, pero ya veo que dices que da tiempo a si que me anoto la idea.
    Bulgaria es barato a si que una escapada se puede hacer a mi también me apetece conocer Sofía aunque no sea un ciudad maravillosa, Rila parece que tiene mucho encanto con ese monasterio de Rila que recuerda la mezquita Córdoba por los arcos.
    Plovdiv parece una ciudad encantadora, de esa que me gustan a mi de calles empedradas y estrechas, además de un teatro romano que maravilla de lugar.
    Una pena que lloviera pero no importa si lo pasasteis bien.
    Besos

    1. Hola Raquel!!

      Andrea pensaba lo mismo, que qué locura, pero al final no solo vimos todo lo que teníamos pensado, sino que pudimos pasar varios ratitos de “no hacer nada” que mientras se viaja vienen genial 🙂
      Sí que es verdad que Rila tiene ese puntito, y es que los templos ortodoxos también recuerdan un poco a las mezquitas… al final ya sabes cómo son las religiones..
      Plovdiv es preciosa, de las ciudades más cucas de Europa!!
      Un beso y gracias por comentar

  4. Hola Paula!
    Wooow que bonitas fotos de vuestro viaje a Bulgaria. Desde luego cada rincón tiene una estampa preciosa y entiendo porqué os ha gustado tanto esta toma de contacto con el país. Yo conozco a una chica que hizo un voluntariado allí y contaba maravillas del país. Todos los sitios que habéis conocido me sonaban por lo que ella contaba. Y el Monasterio de Rila era un must have en un viaje a Sofía.
    Además los inviernos allí son bastante fríos y nieva bastante, así que en junio parece un momento ideal para conocer el país aunque llueva.
    Me ha sorprendido el Teatro romano de Plovdiv, se ve super bien conservado y la foto donde sale la mezquita me ha traído a la mente nuestra visita a Mostar en Bosnia. Se parece muchísimo a las que vimos allí.
    A mí ya me habéis animado a subrayar este destino en nuestra agenda viajera!!
    Un beso compi y a seguir descubriendo mundo 😉

    1. Hola Pilar!
      Nos alegramos de que te hayan gustado las fotos 🙂
      Bulgaria es una joyita escondida de Europa, imaginamos que algún día dará el boom y se pondrá de moda, porque ofrece mucho y cuesta poco.
      La lluvia fue un rollazo, pero ya estamos acostumbrados, nunca nos libramos jeje!!
      El teatro es increíble, no sólo porque, como dices, está muy bien conservado, es que además está en una situación desde donde se divisa la ciudad, está chulísimo! Y ahora que lo dces sí recuerda un poco a Bosnia… al fin y al cabo están la zona de los Balcanes y han tenido, de alguna manera, un pasado bastane a la par.
      Si al final os animáis, contádnoslo!!
      Un besazo y muchas gracias por comentar!

  5. Hasta antes de leer este post tan interesante nunca me había planteado visitar Bulgaría, pero me he quedado gratamente sorprendida con esta información que nos das y sobretodo con las fotos que son preciosas.
    Será cuestion de ir a Bulgaria ahora que no hay tanto turismo 😉

  6. ¡Hola, guapa!
    Me encantaría visitar Bulgaria, es uno de estos viajes que tienes pendiente desde hace tiempo. No pensaba que en solo tres días se pudiese aprovechar tanto. Si viajo a Bulgaria, Sofía será un destino obligado porque por lo que cuentas tiene todo lo que me gusta en una ciudad: catedrales, palacios, parques, mercado y buenos restaurantes donde probar la comida local. Me han entusiasmado las fotos del Monasterio de Rila, no pienso perdérmelo si viajo a Sofía. Un abrazo

  7. Admiro mucho a las personas como vosotros que sois capaces de sacarle partido a un viaje de 3 días y conocer ciudades (me dais esperanza jaja)
    La verdad que ha sido una bonita escapada y aunque os acompañase la lluvia tenéis fotos con vistas muy chulas.

  8. Hola chicos!!! Muchas veces los viajes improvisados y de última hora, son los más sorprendentes… No conocía Bulgaria y no la hubiera tenido, como futuro destino a elegir para irnos de viaje. Pero deciros que, por las fotos que enseñáis aquí, me ha gustado muchísimo. Sobre todo el monasterio de Rila y sus alrededores. Qué rabia que os lloviera tanto y más sabiendo, que solo disponéis de 3 días para ver cosas, ya que si dispones de una semana o dos, pues que os llueva uno, pues como que no importaría tanto. Muchas gracias por el post y por descubrirme, un nuevo destino a tener en cuenta…

    1. Hola Ana!

      Sí hija, la lluvia es una constante en nuestros viajes, da una rabia… pero bueno, es algo contra lo que no se puede luchar jejeje.

      Nos alegra haberte inspirado para ir algún día a conocer Bulgaria!
      Gracias por comentar, un besazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *